10 ideas para transformar tu dormitorio.

Lee si tienes ganas de remodelar tu habitación pero no sabes por donde comenzar.

 

Tu recamara debería ser un escape al final del día, un santuario personal que represente tus gustos personales con colores, decoraciones y elementos favoritos.

 

  1. Selecciona colores suaves. Para una habitación es mejor escoger colores que te tranquilicen o que sean monocromáticos, esto para inspirar calma y serenidad. Si quieres inyectar color es mejor seleccionar tus tonalidades favoritas y escoger una versión más calmada del mismo. Por ejemplo, un lila en vez de violeta, o un color calabaza profundo en vez de un naranja saturado.

 

  1. No te olvides del plafón. El plafón de una habitación se vuelve un quinto muro, esto debido a que es la superficie que ves al momento de estar en cama. Puedes agregar un color aún más suave, según la gama de colores de tu decoración. Esto ayudara a bajar el plafón y hacer que el espacio se sienta más íntimo. Otras soluciones podrían ser agregar molduras, vigas o una lámpara colgante; o incluso agregar una cubierta a la cama que envuelva esta y te brinde confort.

 

  1. Mantén la simpleza. Una habitación debe basarse en lucir cómoda y simple, sofisticada y elegante. Para esto mantén el mínimo de muebles en el espacio, esto ayudara a que la circulación sea fácil. Independientemente de la decoración que elijas, coloca solo los muebles necesarios, y los accesorios deben ser mínimos por igual, como por ejemplo, unas velas o flores y un cuadro decorativo o fotos familiares.

 

 

  1. Escoge el tamaño correcto de muebles. Toma medidas antes de ir a comprar muebles, ten en cuenta la escala de la habitación, así como alturas. Si tu habitación es pequeña, es mejor elegir muebles ligeros pues si no, hará que el espacio se vea aún más pequeño.

 

  1. Agrega bastante espacio para almacenar. Para tener una sensación de tranquilidad guarda todo lo que no necesites a la mano. Puedes agregar mesas a los lados de la cama con almacenamiento, o incluso cajas de almacenamiento bajas que quepan debajo de la cama. Para accesorios como libros o decoración que quieras mostrar y que esten a la mano elige repisas en un muro.

 

  1. Agrega una esquina tranquila. Si tienes un espacio extra en tu habitación que no está siendo aprovechado, puedes agregar una silla para sentarte y leer. Para hacerlo aún más cómodo, agrega un banco bajo para apoyar tus pies. Funciona aún mejor si lo colocas cerca de una ventana pues puedes aprovechar el viento e iluminación natural.

 

 

  1. Consiéntete con blancos de calidad. Escoge ropa para tu cama con tejidos de lujo, así agregas comodidad al espacio en el que te relajaras al final del día. Te lo agradecerás cuando mejore tu calidad de sueño y despiertes descansado.

 

  1. Cubre las ventanas. Evalúa que tipo de cortinas quieres para tu espacio, puedes combinar cortinas dobles que contengan una capa gruesa para el final del día y otra capa translucida que permita pasar la mayoría de la luz.

 

  1. Incluye varias opciones de iluminación. En habitaciones se recomienda poner “capas” de iluminación, es decir la iluminación general en el plafón, iluminación de ambientación que sea más suave, e iluminación concentrada pensada para actividades como la lectura o para enmarcar alguna decoración en especial.

 

  1. Deja que tu habitación sea un escape. Trata de disciplinarte para evitar dispositivos electrónicos como celulares, computadoras o televisión dentro de la habitación. Mantén un espacio tranquilo listo para relajarte y renovarte. Además, dormirás mejor al evitar distracciones y pantallas.