10 tips para iluminar un espacio oscuro.

No necesitas renovaciones caras.

 

Iluminar un lugar oscuro es un reto comúnmente encontrado al momento de diseñar un espacio. Claro que se pueden hacer renovaciones grandes como abrir una ventana nueva o demoler un muro, pero antes de eso hay medidas que se pueden tomar para agregar luz con detalles de diseño. Aquí están los mejores tips:

 

  1. Agrega arte de colores claros. Colores brillantes especialmente en pinturas u otro tipo de arte eleva el ánimo y vista de una habitación. Puedes utilizar colores brillantes como el amarillo y el turquesa y cambiar la atmosfera del lugar.

 

  1. Una lámpara de cristal. El cristal reflejara la poca luz que haya en el espacio como el sol que pueda entrar por alguna ventana u otras lámparas. Aprovecha la luminaria al máximo al centrarla en el espacio.

 

  1. Utiliza los colores del sol. Duplica la sensación de estar en el exterior bajo la luz del sol al agregar colores en muros y decoración que puedan dar esta atmósfera, como rojos, amarillos y naranjas.

 

 

  1. Opta por una alfombra colorida. Un elemento grande en el piso puede cambiar toda la personalidad del espacio, además de definir un área que se quiera enmarcar como la sala o el comedor.

 

  1. Utiliza espejos. Multiplica la luz en tu espacio al dejar que rebote en superficies reflejantes, como el caso de la lámpara de cristal, un espejo sirve perfecto para esto. Puedes utilizar uno grande contrario a la ventana o puerta más grande de la habitación o utilizar varios pequeños organizados en un diseño divertido para agregar luz.

 

  1. Cambia tus cortinas. Busca una opción que te pueda dar privacidad sin necesidad de telas pesadas y oscuras que absorben la luz. Puedes utilizar telas translucidas que bloqueen la vista mientras permiten que la iluminación entre.

 

 

  1. Agrega metálicos. Incorporar accesorios brillantes es una manera fácil de transformar un espacio oscuro. Se puede utilizar un espejo metálico, una lámpara de este acabado, un poco de arte o incluso un objeto decorativo que refleje la luz mientras que pueden agregar elegancia.

 

  1. Ventanas limpias. Este tip parece un poco obvio, pero muchas veces es algo que se nos olvida, limpiar nuestras ventanas tiene un efecto inmediato en la cantidad de luz que entra a un espacio. Entre menos polvo y manchas tienen las ventanas, más luz natural puede entrar.

 

  1. Complementa la luz natural exterior. Piensa cuidadosamente donde colocas lámparas o luminarias extras. La luz indirecta que vaya hacia arriba puede complementar la falta de luz en la parte superior de un espacio lo que da más luminosidad en general.

 

  1. Piensa minimalistamente. Si mantienes superficies de muebles y muros limpios estas dando mayor área para que la luz existente rebote e ilumine el espacio en general, piensa además que entre más limpio sea tu diseño, el espacio se ve más ligero y por consecuencia se percibe como más claro e iluminado.

 

Aplica algunos de estos tips en tu hogar y disfruta de espacios más confortables y productivos.