9 maneras de decorar con repisas flotantes.

Utiliza tus muros para almacenar, mostrar objetos y decorar tu espacio.

 

Las repisas flotantes son de esos elementos de diseño que funcionan en todos los espacios, y en diversos estilos. Son una muy buena opción para almacenar o sostener objetos que tienes en casa, y al mismo tiempo agregar un elemento decorativo en cualquier lugar. No importa en qué espacio quieras colocarlas, pues hay distintas medidas y texturas que puedes utilizar.

 

1. Sobre la TV. Esta es una manera de complementar el espacio sobre la televisión, además de que atrae la vista hacia arriba. Si agregas elementos de color sobre la TV quitas la monotonía del televisor cuando este apagado, además de que las puedes utilizar para sostener elementos necesarios para este.

 

2. En la cocina. Este es uno de esos espacios donde el almacenamiento y superficies extras siempre son bien recibidos, las puedes utilizar para sostener platos o tazas que te gustaría mostrar, o elementos extras que no necesitas en la barra en todo momento, como especias u otro tipo de objetos.

 

 

3. Como librero. Los libros están relacionados a esta imagen clásica que tenemos como decoración en repisas, además de que ahora en día la variedad de colores en portadas agrega color de una manera divertida al espacio donde decidas utilizarlas. La mejor manera de hacer esto es alinear las repisas para que parezca que fuera solo un mueble.

 

4. Mostrar piezas de exhibición. Las repisas flotantes pueden lucir como arte en un muro, para esto puedes mostrar elementos como plantas, o accesorios decorativos. Si logras mostrar una línea de diseño entre los objetos que selecciones puedes darle armonía a todo el conjunto.

 

 

5. Almacenamiento en el cuarto de lavado. Puedes utilizar las repisas para el almacenamiento de productos de limpieza o para agregar decoración o plantas a un espacio que usualmente queda olvidado en este sentido.

 

6. Almacenamiento para los juguetes. Las habitaciones de niños pueden lucir desordenadas fácilmente, además de ser difíciles de decorar, por lo que las repisas flotantes son muy buena alternativa para lograr un poco de orden, además de mostrar los juguetes como manera de decoración.

 

7. En un baño pequeño. Muchas veces tenemos objetos extras que no caben alrededor del lavabo, por lo que agregarlas en los muros libres pueden ser la solución.

 

8. Agregar espacio para almacenar en un pasillo. Estos espacios tan angostos usualmente quedan sin ningún otro tipo de función, o interés. Agregar repisas flotantes nos permite exhibir objetos decorativos o especiales que queremos mostrar como fotografías familiares.

 

9. Decorar una esquina. La unión de dos muros nos da un espacio muchas veces difícil de utilizar, ya que las repisas no tienen una estructura definida, podemos acomodarlas en una esquina utilizando ambos muros y agregando decoración al espacio.