Cambia tu hogar dándole color ¡a un solo muro!

Escoge tu color predilecto y dale un nuevo aspecto a tu espacio.

Al pensar en que transformación podemos hacerle a un espacio en nuestro hogar, siempre pensamos en todos los recursos que necesitaremos, mano de obra extra, un presupuesto fuerte y el tiempo que invertiremos, pero hay alternativas, que en poco espacio y pocos recursos podemos realizar y obtener ese cambio que buscamos.

 

 

El proyecto del que hablamos se trata de darle color a un solo muro, si, solo uno. Especialmente en estos momentos donde estamos pasando tanto tiempo en casa, podemos escoger un espacio que tal vez necesite una transformación, esas áreas que ya no nos inspiran. Dependiendo del lugar que se elija hay algunas guías que se pueden seguir:

  • Sigue con la línea de diseño de tu hogar: Es importante que el color que se elegirá armonice con el resto de decoración, muebles o acabados de tu vivienda.
  • Para la sala:  Debido a que es un centro de actividad entre todos los integrantes de la familia, es uno de los espacios donde se puede experimentar más con el color, ya que los colores vibrantes inspiraran la convivencia entre los usuarios del hogar. Además, se podría utilizar una gama de colores más cercana a la naturaleza para dar un mayor confort.
  • Para la cocina: Los colores con una base cálida son los mejores pues armonizan con la acción de cocinar. También se pueden elegir colores como naranja, amarillo y rojo que los restaurantes utilizan para incentivar el apetito.
  • Para la habitación: Se debe tener cuidado al elegir colores para una recamara pues es el lugar donde descansamos y por eso debemos evitar los colores vibrantes que estimulan el cerebro, por lo que colores neutros u oscuros serían la mejor opción.

 

 

Una vez que hemos elegido el espacio y el color que queremos utilizar, es momento de escoger el muro al que le daremos color, cuando hacemos esto, le damos énfasis a un punto, y mayor dinamismo a la gama de colores y decoración del área. Si no sabes que muro es el que quieres para tu proyecto, solo piensa en cual quieres que sea el enfoque de tu decoración:

  • Se puede dar énfasis a una puerta, ventana o elementos como muebles o decoración, ejemplos de estos serían una cama, sofá, o un cuadro que quieras sea el punto focal.
  • El muro opuesto directamente a la puerta de un espacio. Aquí se hace uso del acomodo del área para dar el mayor impacto justo al llegar.
  • Escoger un muro largo paralelo a un recorrido es una buena forma de darle más juego e interés a un pasillo que se tiene que caminar al evitar la monotonía.
  • Contrario a elegir un muro con una puerta, o mueble, se puede seleccionar el muro con menor interés en el espacio para balancear la decoración.

Puedes utilizar los puntos de decoración previamente escritos para darle un cambio rápido y simple a tu hogar, y si tienes otra idea en mente que no se alinee con lo mencionado siempre se puede pintar encima, así que no tengas miedo de experimentar.