Como agregar color y evitar la monotonía en tus espacios.

 

Sabemos que los colores neutros funcionan mejor en el diseño de interiores, pero de vez en cuando pueden causar aburrimiento.

 

No todos tienen los conocimientos o la habilidad de trabajar con una paleta de colores definida para un diseño en interiores. Combinar distintos tonos de pintura con los diferentes muebles que elegimos puede convertirse en un verdadero reto. Es por esto que muchas personas prefieren apegarse a tonalidades neutras que son las mas seguras. Pero entonces, sucede que nos encontramos en un espacio que no nos inspira visualmente.

Si este es tu caso, sigue leyendo para descubrir cómo puedes inyectar una dosis de color fácilmente sin riesgo de descomponerlo todo.

 

  1. Agrega una silla con un estampado divertido. Un solo mueble puede cambiar la apariencia de todo el espacio, principalmente si no es un solo color, sino un estampado. Elige algo divertido que vaya con tu estilo y que resalte, ya que se volverá el punto focal.

 

 

  1. Decora con cojines de colores que resalten. Si no quieres invertir en todo un mueble, una manera aún más fácil de agregar un estampado o color contrastante es con cojines, además los puedes cambiar cada temporada para darle un nuevo look. Esto mismo aplica para la ropa de cama o toallas que utilizamos en baños y cocina, son pequeños detalles que puedes cambiar todo el look.

 

  1. Dale color a un muro. Si quieres arriesgarte aún más, elige un color y aplícalo en un muro de tu preferencia, dependiendo de donde lo coloques será mayor o menor el impacto. Puedes complementarlo colocando repisas con decoración o iluminación especial, volviéndolo el centro del espacio.

 

 

  1. Plantas y vegetación. Esta es la manera más segura de agregar color, ya que no hay espacio, decoración o estilo que no se vea beneficiada de agregar un toque verde. Ya sea una pequeña planta sobre una mesa o una planta más alta que llene un espacio más grande, no hay manera de equivocarte.

 

  1. Un cuadro colorido. Otra manera de decorar un muro dándole color es agregar un cuadro. Dependiendo del estilo del espacio también puedes seleccionar que tipo de arte quieres colocar. Existen algunos que se basan en colores neutros y solo tienen algunas pinceladas de colores vivos.

 

  1. Florero o figurillas decorativas. Además de plantas vivas puedes avivar tu espacio colocando flores cortadas que tienen la ventaja de poder ser cambiadas periódicamente. Si no eres del tipo de flores, solo el florero puede decorar acompañado de otras figurillas como cerámica pequeña o velas.

 

 

  1. Libros o revistas. Como ultima sugerencia, agregar libros en repisas o revistas sobre superficies como mesas puede levantar el look de un espacio, agregar color en pequeñas dosis y representa también los gustos de las personas que habitan el hogar. Prueba agregar poco a poco hasta que te sientas cómodo con el resultado.