Diseño industrial en interiores.

Aprende a aplicar este estilo que se ha vuelto tan popular en los últimos años.

 

Las tendencias modernas han visto un favoritismo hacia el estilo industrial y por varias razones, este estilo combina un diseño contemporáneo pulcro con el encanto de elementos antiguos de edificios industriales y un aspecto de comodidad en los espacios que crea un balance bastante atractivo.

Muchas veces cuando las personas piensan en estilo industrial lo primero que viene a su mente son lofts nacidos de una antigua fábrica con ventanas enormes metálicas, madera sin tratar y ladrillo aparente. Pero se puede lograr aplicar de manera fácil a otros espacios sin necesidad de mucho, sigue leyendo para aprender tips para dominar este estilo.

 Diseño industrial en interiores.

 

¿Qué significa estilo industrial?

 

Estilo industrial se refiere a una decoración sin mucho adornamiento que toma inspiración del aspecto de almacenes, fábricas y otras estructuras industriales. Este estilo comprende detalles arquitectónicos puros, sin adornar, que se valen de la utilización de ladrillos, metales y madera, así como otras texturas recuperadas o recicladas.

 

Los muebles o demás elementos son usualmente de aspecto duradero o de apariencia antigua. Esto hace que parezca que cada espacio es único, es decir que será difícil que tus conocidos tengan una casa que luzca como la tuya. Al planear decorar un espacio con este estilo mantén el confort como prioridad, pero todo lo demás debe ser pensado libre de excesos ya que también utiliza un enfoque minimalista a los ornamentos. Opta por muebles con un diseño simple, duraderos, texturas naturales y colores neutrales.

 

Tips para acertar al utilizar el diseño industrial.

 

  • Comienza con una paleta de color neutra. Un elemento clave notable en estos diseños es que los colores saturados se salvan para pequeñas decoraciones, mientras que la mayoría de superficies y muebles utilizan tonalidades neutras. Esto crea un estilo minimalista y armonioso. Con el ejemplo de un baño con un estilo industrial, el azulejo blanco y el ladrillo aparente en muros, con accesorios negros de acero y vidrio en mamparas crean una combinación esencial.

 Ejemplo de diseño industrial confortable.

 

  • Crea una sensación de amplitud. Evita elementos que puedan cortar o achicar los espacios, mantén los muros limpios, así como evitar colguijes o decoración en pisos que abrumen el área.

 

  • Combina madera y metal. Algo sencillo por lo cual optar para lograr un estilo industrial es mezclar nuevos y viejos materiales. La mejor manera de lograr este contraste es combinar diferentes tipos de metal y madera en tu diseño en general. Por ejemplo: se puede utilizar una mesa de madera de aspecto moderno con un espejo enmarcado en acero como motivo decorativo en recibidor.

 

  • Considera optar por pisos y muros de concreto pulido. Este tipo de acabado está muy de moda para un aspecto moderno y además se puede ahorrar en acabados de mayor costo.

 

  • Utiliza tuberías visibles. Uno de los componentes claves del estilo industrial es la presencia de elementos que la mayoría de personas tenderían a esconder, como ductos y tuberías. Esto debido a que son artículos vistos comúnmente en fábricas y almacenes.

 

  • Incluye accesorios industriales. El espacio debe sentirse como un ambiente de fábrica con glamour. Usar accesorios es la mejor manera de lograrlo. Decora con elementos sacados de ambientes industriales reciclados o partes de máquinas, fotografías antiguas u objetos de cuero también logran un aspecto muy industrial.

 

Como puedes ver, este diseño toma muchas formas y la belleza recae en las manos del diseñador, no temas darle tu toque personal.