Tipo de iluminación para cada espacio de tu hogar.

El tipo de luminarias que escoges para tu casa es tan importante como los muebles que pones en ella.

¿Alguna vez te has puesto a ver revistas de decoración y no comprendes que es lo que hace que el diseño se vea tan elegante y profesional? Muchas veces la respuesta son las capas de iluminación que utilizan. Lo mismo si vas a tiendas boutique o espacios como la recepción de un hotel. Esto es debido a que el diseño de iluminación es un campo bien estudiado que trata de invitarte al espacio, ya que las lámparas juegan un papel muy importante.

Si quieres aplicar esto en tu hogar, primero debes comenzar por seleccionar que tipo de iluminación quieres, hay generalmente tres tipos:

 

 

  1. Iluminación de ambiente. Este tipo de luminarias son las más básicas, las que iluminan el espacio en general, es decir las de plafón, usualmente cada habitación cuenta con mínimo una salida de luz o dependiente el tamaño aumenta. La luz viene desde arriba y cae sobre todo, pero a veces necesitamos otras capas para hacer el espacio más confortable.

 

  1. Iluminación de acento. Se usa principalmente para crear diferentes puntos focales dentro de un diseño interior. Para esto debes tener cierta idea de cómo se consolidará el proyecto, es decir donde se colocarán los muebles y que terminados o acabados tendrán los muros, además de donde pondrás decoración como accesorios. Ejemplos de esta son luminarias dirigidas hacia cuadros en un muro o spots de abajo hacia arriba en un muro que quieras destacar.

 

  1. Iluminación de trabajo. Estas luminarias se colocan con la idea de brindar mayor iluminación a tareas de día a día. No se utilizan todo el tiempo, y solo están ahí esperando el tiempo en el que sean necesarias. Se pueden colocar sobre la barra de la cocina, o el escritorio al trabajar. Otro ejemplo son las luminarias que se colocan en escalones de la escalera para brindar mayor soporte visual o los arbotantes a los lados de cama por si quieres leer o no quieres perturbar el espacio en general y solo quieres luz sobre tu lado.

 

 

Teniendo esto en mente puedes crear tu diseño pensando en tus actividades diarias y la decoración que utilizaras. El diseño de las lámparas o spots debe ir en línea con la gama de colores y formas, o el estilo que elegiste. Y es bueno tener en mente también que temperatura le quieres dar al ambiente en el que estarás.

 

-Iluminación fría. Esta se utiliza mayormente en espacios donde debes estar muy enfocado en las actividades que realizaras, tipo la cocina o el estudio. A veces también se coloca en los baños para dar una sensación de mayor limpieza.

-Iluminación neutra. Buena para cualquier espacio en general, es la más parecida a la luz natural de exterior al mediodía. Se aconseja que las luminarias de ambiente, es decir las más básicas que iluminan todo el espacio en general sean de este tipo, ya que se acopla a la mayoría de ambientes.

 

 

-Iluminación cálida. Este tipo de luminarias está teniendo un resurgimiento con las bombillas de filamento de carbono y su estilo industrial. Pero en general se utilizan más para acentos y especialmente en la sala, la habitación o en jardines ya que crea un ambiente de mayor intimidad al final del día. Por esto mismo puede colocarse en la capa de acento con la opción de apagar la iluminación de ambiente y dejar solo esta para una cantidad menor de luz.

 

Con estos consejos simples puedes comenzar a intentar un mayor manejo del diseño de iluminación en tus espacios. Aplícalos y recuerda que al final del día no hay reglas para el estilo que quieras aplicar, todo se vale.