Transforma tu jardín con estos tips de diseño.

Los lugares pequeños sacan la creatividad en ti para sacarles el mayor provecho.

 

Los jardines, patios y terrazas traseras pequeños requieren más trabajo mental que los espacios grandes al momento de diseñar. Pero, aunque sea muy pequeño se le puede sacar mucho provecho si dedicamos el tiempo para pensar en soluciones creativas.

Este tipo de espacios pequeños nos brinda ventajas como el poco mantenimiento que le tenemos que dar. También son los más fáciles de transformar, pues, aunque agreguemos algo muy pequeño como un cojín nuevo a unas luces diferentes pueden crear un cambio notable.

Ya sea que el espacio que quieres transformar es un jardín en un balcón, quieras agregar muebles de patio a tu terraza o si te encanta estar rodeado de plantas y vegetación, encontraras aquí varios tips que puedes seguir, fáciles de aplicar que te ayudaran a llegar a tu cometido.

 

  1. Atrévete a plantar. Si el espacio donde piensas hacer tu transformación tiene tierra natural, puedes agregar mucha vida si te decides por plantas naturales que estén plantadas en el suelo. Al final, es lo más saludable para ellas pues pueden extenderse de la mejor manera. Y si nunca lo has hecho puedes comenzar con algo pequeño y seguir aumentando poco a poco.

 

 

  1. Agrega iluminación. La iluminación para exterior tiene su propia categoría de diseño, estamos hablando de piezas más únicas y atrevidas que las que utilizamos para el interior. Contando también que está de moda agregar lámparas o tiras led a nuestros espacios exteriores para crear un ambiente íntimo. La manera más simple de hacerlo es comprar una guirnalda de luces de tu gusto y colocarla donde quieras.

 

 

  1. Coloca una mesa con sillas. Una manera muy divertida de agregar emoción a tus cenas o desayunos al exterior es colocar un pequeño comedor. Invierte en algo pequeño, tal vez una mesa solo para dos que quepa en el espacio que quieres. Además de este uso también se puede utilizar para salir a leer o simplemente un descanso al exterior rodeado de plantas.

 

 

  1. Utiliza ventanas para colocar macetas. Hay varias opciones para lograr este estilo campestre, si tienes una superficie afuera de tus ventanas lo puedes utilizar para poner pequeñas macetas. Esto hará que cuando estés en el interior tengas una memoria constante de tu jardín sin necesidad de salir, además de que en el exterior unirá las ventanas a todo el espacio.

 

 

  1. Pinta de blanco los muros. El blanco es el color por excelencia para lograr que un espacio se vea más grande de lo que es. Si realmente tienes un espacio muy pequeño lo mejor es pintar de blanco los muros para expandir visualmente tu jardín o patio. En cambio, puedes agregar color con los muebles o demás detalles que quieras colocar.

 

 

  1. Agrega repisas. A falta de espacio debemos encontrar soluciones creativas para colocar todo lo que queremos, las repisas en un muro son ideales para esto pues no ocupa espacio en el piso, por lo que no estorban. Coloca en estas macetas, un jardín de hierbas o demás decoraciones que te gustaría tener en tu jardín.